Observatorio Noticias / Entrevista Noticias Destacadas Decálogo Forbes de la productividad en el trabajo.


La famosa publicación amante de las listas, Forbes, nos proporciona cada día datos y consejos curiosos y útiles  para nuestra vida diaria. Esta vez os presentamos su decálogo de la productividad, una ayuda para ser más eficientes en nuestro puesto laboral sin perder el tiempo, ni la cabeza.


Los diez consejos para ser productivo:

1- Haz caso a tu cuerpo, sus horarios son los más adecuados: tu cuerpo sabe lo que necesita, a qué horas está más preparado para trabajar físicamente y en qué momentos es más óptimo para el trabajo mental. Hazle caso y atiende tu biorritmo, que seguramente sea diferente al de tus compañeros, pues cada persona tiene uno distinto. Sigue las pautas naturales que te pida, ya que él sabe cuándo tienes más energía para realizar determinadas tareas. Eso sí, desde Forbes aconsejan que las tareas más rutinarias, las reserves para cuando estés más cansado.



2- Priorizar también cansa: ten cuidado con la priorización de tareas. Es algo indispensable, por lo que has de aprovechar y realizarla cuando tengas tus niveles de energía altos. La priorización es la base de un castillo de naipes.


3- La rutina es importante: todos estamos de acuerdo en que la rutina es un poco aburrida, sin embargo, en el entorno laboral se trata de algo importante, ya que nuestro cuerpo está preparado para seguir patrones de comportamiento. Crea rutinas con tus tareas, abre primero el correo, luego responde las incidencias, después revisa informes…todo en el mismo orden, y poco a poco no te saltarás nada.


4- Junta tareas parecidas: este punto va relacionado con el anterior, pues el cerebro trabaja con mayor facilidad si haces todas las tareas parecidas seguidas. Es lo que decíamos antes, responde todos los correos en un rato, luego, realiza todas la llamadas que tengas que realizar…etc. Todo en bloques, así aprovecharás al máximo tus capacidades.


5- Tómate un respiro: el descanso es igual de importante para la concentración que el esfuerzo. Has pequeñas pausas para tomarte un tentempié o charlar un poco con tus compañeros. Si el cerebro no descansa, no podrás mantener la concentración durante muchas horas seguidas.


6- Las listas de “cosillas” que tienes que hacer, también son importantes: ese e-mail que has de contestar cuando tengas un momento, esa actualización de la página, cambiar una foto de la web…pequeñas tareas que has de hacer entre grandes trabajos, son importantes y a menudo se nos pueden olvidar. Por ello, ten siempre una hoja al lado del ordenador y apunta en ella las tareas que vayan apareciendo. Cuando tengas un hueco entre una tarea amplia y otra, coge la lista, y ve tachando. Estos periodos de baja intensidad son perfectos para este tipo de deberes.


7- Di “NO” a la multitarea: en realidad a lo que se refiere Forbes con este consejo, no es a que no hagas todas las tareas que has de hacer, sino a que las hagas concienzudamente y no dejes una a medias para comenzar otra, porque probablemente se te olvidará la primera. Haz las cosas una a una y, cuando termines, empieza la siguiente. El cerebro responderá mejor que si te centras en muchas cosas a la vez y, aunque te parezca mentira, irás más rápido.


8- Haz un “volcado” de cerebro diario: a pesar de no encontrarnos todo el día en el trabajo, a veces, fuera de él, se nos ocurren propuestas, ideas, o cosas que hemos olvidado anteriormente. Por ello Forbes aconseja hacer una lista diaria una vez en casa de las propuestas o cosas que se nos ocurran. Puede que un día sea ninguna, pero si coges la rutina, al siguiente serán dos o tres.


9- Diviértete en el entorno de trabajo: si nos aburrimos, las tareas laborales se nos hacen monótonas. Además, hemos de reconocer que hay tareas que nos motivan más que otras. Con esas tareas aburridas y que no te apetecen lo más mínimo, has de poner más ímpetu y esforzarte por hacerlas más amenas: ponerte música o algún adorno en la mesa con el que juguetear (por ejemplo un muñeco anti-estrés o un pequeño rompecabezas) pueden hacer que tu ánimo aumente y, con él tus ganas de incorporarte a esa tarea que te aburre.


10- Pierde el tiempo, pero piérdelo bien: este último “mandamiento” choca frontalmente con la productividad, pero sólo a primera vista, pues Forbes nos advierte de que perder el tiempo adrede, no siempre está enemistado con la productividad. Esto nos puede servir para reflexionar y alcanzar una cuota de productividad no alcanzada hasta el momento.


Fuentes: Equipos&Talento y Forbes.